5 trucos para cuidar tus pestañas naturales

¿Quién no ha deseado lucir una mirada de infarto? Para ello, es imprescindible que nuestras pestañas sean las protagonistas. Pero de nada sirve maquillarlas con la máscara más cara del mercado, si nuestras pestañas no están en las mejores condiciones. Debes esforzarte por cuidar tus pestañas naturales para conseguir un mejor resultado al aplicar tus pestañas postizas.

A veces nos obsesionamos con las extensiones o las pestañas postizas para verlas en su máximo esplendor… ¡Y nunca tenemos suficiente! Siempre queremos que sean más y más largas. Pero para ello, lo más importante es que nuestras pestañas naturales se encuentren fuertes y sanas. 

¿Sabes cómo sacar el máximo partido a tus pestañas naturales? Hoy te damos 5 trucos para conseguirlo. Tener unas pestañas bonitas y frondosas depende de nosotras.

1. Evita los malos hábitos.

No abuses de la máscara ni del rizador, ni restriegues tus ojos con fuerza. Esto evitará que se caigan con más frecuencia, ya que las pestañas tienen un proceso de crecimiento lento que dura alrededor de dos meses. Y por supuesto… ¡no te vayas a dormir con tus pestañas maquilladas! Debes limpiar tus pestañas cada noche y de forma delicada. Especialmente si utilizas una máscara de pestañas muy resistente.

2. Hidrátalas.

Al igual que haces con tus rostro o tus manos, hidrata tus pestañas cada noche antes de irte a dormir. Así conseguirás que permanezcan más fuertes y crezcan más rápido. Un truco es colocar un poco de vaselina antes de irte a la cama, con un cepillito o con los dedos. Por la mañana, retira los restos con agua templada. También existen sérums especializados para ello, con efectos rápidos y evidentes en pocas semanas.

3. Utiliza una buena máscara.

En el mercado existen máscaras de todo tipo. Alargan, rizan nuestras pestañas o les aportan volumen. ¿Pero por qué no ir un paso más allá? Existen máscaras con multitud de vitaminas que cuidan y nutren nuestras pestañas a la vez que las maquillan. Todas tenemos nuestras máscaras de pestañas favorita y debes dejarte aconsejar por las asesoras de belleza para elegir la que tiene el mejor cepillo y producto para tu pestaña.

4. Protégelas del sol.

El calor y la radiación solar afectan muchas horas al día a tus pestañas, volviéndolas más secas y quebradizas. Y sin darte cuenta de cómo ni por qué, puedes notar que están deshidratadas y hasta quemadas. Para protegerlas te recomendamos un accesorio que, además, puedes conjuntar con tu look: las gafas de sol.

5. Un respeto para tus ojos.

Existe una variedad enorme de maquillaje en el mercado, pero no todos son iguales. Aunque no lo sepas, algunos pueden ser dañinos para tus pestañas haciendo que se debiliten. Por ello te recomendamos utilizar siempre productos hipoalergénicos testados dermatológica y oftalmológicamente. Además, lo mejor sería que estén formulados para ojos sensibles. Así te aseguras de utilizar productos que respeten tus ojos. No olvides la importancia de cuidar tus pestañas naturales.

Deja un comentario